Asociación de Comerciantes e Industriales se quejan del costo de la energía y el transporte

La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), creada hace 58 años e integrada por 1,300 empresas de la pujante zona norte del país, enfrenta hoy importantes desafíos de cara a mantener el desarrollo alcanzado y continuar por la senda del crecimiento en la medida deseada, como principal entidad empresarial de la región del Cibao.

El costo del transporte, el costo energético, la baja en la capacidad de compra de la población y la falta de construcción de infraestructuras que impulsen el desarrollo son algunos de los escollos a vencer, según lo explica Sandy Filpo, presidente de la ACIS, quien se hizo acompañar al participar en el Diálogo Libre de los miembros de la junta directiva Luis Núñez y Marcos Santana.

Expresa, apostando a cambios que produzcan una expansión regional empresarial, que la pérdida de empleo en los últimos años ha afectado considerablemente a la ciudad de Santiago, que se ha perdido la capacidad de compra, la capacidad de movilización y que unos 50 millones de pesos que todos los viernes se tiraban a las calles, en el tramo de la calle El Sol, ahora se han convertido en negocios de extranjeros chinos e hindúes”.

Para el presidente la ACIS, esos son negocios baratos, y atribuye la baja en el comercio a la pérdida de capacidad de compra de la gente y a la falta de obras de infraestructura, ya que el empresario no tiene la fuerza para crear ese movimiento económico por sí solo.

“Nosotros tenemos otros problemas, como es el costo del transporte, producto de la ineficiencia de todos los gobiernos de los últimos 30 años, que le han permitido a una empresa privada manejarse como sindicato, creado un monopolio, generando el transporte más caro de Centroamérica”, lamenta, Filpo.

Al hacer la comparación menciona a Guatemala, Honduras, Trinidad y Tobago y otros países de la región, con los que compite la ACIS, y que tienen, a su vez, un 30% menos en el costo de su transporte, situación que incrementa el costo del kilómetro cuando se tiene que mandar mercancía hacia el Puerto Multimodal de Caucedo o hacia el Puerto de Haina.

“Esto no pasaría si se adecúa y se amplía el Puerto de Manzanillo, (ubicado en Montecristi y construido en los años cincuenta). Yo creo que el Gobierno tiene la disposición de mejorar esta problemática, pero hay conflictos de intereses que no han permitido y han torpedeado, en su momento, que el proyecto de aplicación se pueda dar. Esto formaría parte del esfuerzo por lograr la regionalización empresarial”, indica el titular de la ACIS.

El costo energético

El costo energético es catalogado de dramático por ACIS. “Esto ha pasado a ser el principal problema que tienen las empresas, alcanzado entre un 15% y 30% de los gastos. Por ejemplo, en la industria del plástico, producir una pieza de 10 gramos costaría aproximadamente 0.75 centavos en materia prima y en comparación, el costo de la energía sería de unos 0.80 centavos y así podría ir enumerando industria por industria. Podría haber algunas excepciones donde el costo energético no represente una carga importante”, dijo Filpo.

“Nosotros tenemos la energía más cara de la región. Solo nos gana Haití porque no tiene. Nosotros defendemos a Punta Catalina, porque la energía aquí la controla un grupo, donde seis o siete la manejan. Solo se puede sacar a AES Dominicana porque convierte el vapor en energía y hace que sea mucho más eficiente”, explicó.

La ACIS ve con malos ojos que en pleno siglo XXI haya plantas que cobren apagadas. “Y eso es inconcebible y por eso son las diferencias que tenemos con el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), pues muchas veces el generador tiene una preponderancia en los foros y nosotros entendemos que, en términos de industria, comercio y desarrollo, el tema energético es una piedra angular y propugnamos porque la energía alternativa reciba mayores incentivos”, señala Sandy Filpo.

Dentro del ejercicio regional de desarrollo que realiza la ACIS, la construcción de dos grandes presas, a propósito de la sequía, es una de las demandas que hacen los bananeros y otros sectores, que piden al Gobierno colocarlas en el Presupuesto del próximo año.

“En este momento la región tiene una prohibición de siembra de arroz por la propia sequía. Estamos a expensas de que llueva, ¿Y si no llueve?”, se pregunta Filpo, al advertir sobre la necesidad de la construcción de dos presas, una en el distrito municipal de Amina, en el municipio de Mao, provincia Valverde, y otra en el municipio de Guayubín, provincia Montecristi.

Reclasificación empresarial

En otro orden, y sobre la insistencia de los empresarios de aprobar un aumento salarial solo si se permite la reclasificación empresarial, expresan que dicha reclasificación es una ley que existe desde hace más de dos años. La ACIS recordó que fueron los propios sindicalistas quienes dijeron que tan pronto se aprobara el aumento salarial se sentarían en la mesa del diálogo a ver la reclasificiación de las empresas. “Nosotros cumplimos en esa oportunidad y aprobamos el aumento, pero cuando el Ministerio de Trabajo convocó para hablar de la reclasificación, los sindicalistas no fueron”, dijo Filpo.

Aclaran que esto se trata de un acuerdo tripartito donde Gobierno, empresarios y sindicalistas tienen que asistir a las convocatorias, porque si hay un sector que no asiste las reuniones no se dan y esas son las estrategias de los sindicalistas, no asistir.

Modificación del Código Laboral

Los representantes de la ACIS dicen que han luchado por la modificación del Código Laboral que está en un 80% consensuado. En ese orden, se debate el tema de la cesantía, sobre la cual entienden que en cinco años no será necesaria por el cambio en el mundo y el tema de los robots. “Cuando el empresario se dé cuenta de que un robot le sale menos problemático y más eficiente que un humano, ¿qué va hacer?”, preguntó Sandy Filpo.

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *