Tragedia deja cinco muertos, dolor y varias familias destruidas en Cotuí

JUAN SÁNCHEZ RAMÍREZ. Consternación y dolor es la sentimiento que se refleja en los rostros de la familia y habitantes de La Cueva, en la provincia Juan Sánchez Ramírez, tras el asesinato de una pareja de esposos a manos de cinco presuntos delincuentes, de los cuales la Policía mató tres y dos resultaron heridos durante una persecución.

Según informa el vocero de la Policía de Cotuí, Alfredo Gómez, los presuntos malhechores se presentaron a la peluquería de Stalin Mejía, de 25 años y dispararon a quemarropa, y fue entonces cuando su esposa Ana Deisy Bautista, de 20 años, y en estado de gestación, intervino, resultando muerta posteriormente.

Una persona cercana a las víctimas y que por razones de seguridad no quiso identificarse, dijo: “Hace varios días que le quitaron la vida a un señor que es familiar de la pareja, y se dice que los delincuentes vinieron a terminar el encargo por una supuesta deuda que desde hace un tiempo mantenían los hoy occisos con sus verdugos, pero debemos esperar el informe de la Policía para determinar la veracidad de este hecho”, sostuvo.

Agregó que los victimarios estaban desde temprano entrando y saliendo de la barbería de Stalin Mejía, como si estuviesen esperando una llamada telefónica.

Afirma que después de unas horas, los cinco hombres discutieron, porque al parecer no lograban ponerse de acuerdo, “entonces fue cuando comenzaron a disparar y resultó muerto Mejía (a) “El Peluquero” y su pareja, la joven Ana Deisy Bautista, en el momento en que fue a socorrerlo”, dijo.

Descartó que el hecho de sangre se haya tratado de un atraco como había dicho la Policía, pues a las víctimas no les sustrajeron nada. Manifestó que esos problemas venían desde mucho antes.

La Policía mató a tres de los hombres y dos resultaron heridos durante una persecución. De los tres muertos sólo se ha identificado a Carlos Santos González, mientras que los heridos son Frank Jossie Capella y Esteban Antonio Santos González.

Pertrechos militares

Gorras de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM), y varias armas de fuego que están siendo investigadas, fueron algunos de los pertrechos usados por los cinco alegados delincuentes que se movían a bordo de un carro Hyundai Sonata, blanco, placa número A750199, que pertenece a una persona no identificada aún, de la localidad de Cotuí.

Los cadáveres de los malhechores fueron enviados a la morgue de San Francisco de Macorís. Según explica la uniformada, dos de los antisociales residían en Los Guaricanos, Santo Domingo Norte.

Mientras que los restos de Stalin Mejía y su pareja, la joven Ana Deisy Bautista, están siendo velados de forma separada en sus respectivas comunidades de La Cueva y Saballo, de Cotuí. El caso es investigado.

Ambos cumplían años este mes

Stalin Mejía tenía preparada una fiesta para celebrar su cumpleaños número 26, este 8 de diciembre, aprovechando que su pareja Ana Deisy Bautista, también cumpliría 21 años el próximo día 16 del corriente mes, por lo que pretendían festejarlos juntos, dijeron familiares. “Ella se iba a graduar de técnico en Educación, y él era un joven emprendedor, estaba motivado por su hijo”, contó Diorka Polanco, familia de las víctimas.

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *