Productos dominicanos en Nueva York : problemas, calidad, presencia y demanda

Hablar de los productos dominicanos en la ciudad de nueva York encierra varios factores implícitos en el tema, pero claro está que la gama de oferta y demanda de los productos criollos está muy marcada, así como también, condicionada por el factor nostalgia que sienten los consumidores por sus productos nativos.

Aunque en la actualidad los productos criollos gozan de una buena aceptación y su impacto en la comunidad ha sido altamente positivo, no todo es color de rosa, pues los mismos desde el 2007, luego de la firma del DR-CAFTA hasta la fecha continúan enfrentándose a un sin número de trabas en el aspecto de exportación que le impiden gozar de una presencia continua en el mercado norteamericano.

Uno de los principales desafíos de los productos dominicanos es la oferta en sus precios al por mayor y detalle debido al alto costo por unidad que experimentan algunos productos, además su presencia en el mercado no es constante, sino limitada por requisitos técnicos. Algunos de estos productos son: el plátano barahonero, el mango banilejo, la chinola, la guanábana, el kigui, entre otros.

En el 2008, algunas de la problemáticas principales con la que lidiaban los productos criollos para su exportación a suelo americano eran la falta de acceso a estos por parte del sector comercial independiente, la presentación en el empaque y la calidad de los mismos de acuerdo a un estudio de mercado realizado por Hunts Poins Economic Development Corporation, escollos que para el 2018 no han quedado totalmente resueltos, pues dichas trabas han dado paso a una nueva generación de inconvenientes en términos de exportación.

Para la Asociación Nacional de Supermercados de los Estados Unidos (NSA) la dificultad que experimentan los productos criollos radica en la falta de logística en la República Dominicana para invertir en tecnología y maquinarias que fomenten el desarrollo del sector agrícola, el desacuerdo en los volúmenes de llenado de los furgones en los puertos, la falta de unidad en la política de exportación con los productos enlatados, la ausencia de buenos sistemas fitosanitarios, el costo de transportación y los altos precios con lo que llegan los productos que le impiden competir con otros países productores como es el caso de México, Colombia y Ecuador que lideran el marcador de los países de mayor volumen de exportación a suelo americano.

“En la República Dominicana no existe una política de producción y exportación correctamente establecida, condición que incide considerablemente en los dueños de negocios independientes en tener un menor acceso de los productos criollos hacia la cuidad de Nueva York”, señaló José Luís Almonte, vicepresidente de la Asociación Nacional de Supermercados de Nueva York.

Por su parte el Comerciante y Miembro de la Junta del NSA, Jhonny Urena, dijo que “el problema principal de los productos criollos se basa en la falta de voluntad política del CEI-RD y la presidencia para resolver las dificultades existentes a nivel de exportación y producción”.

“Queremos ver un sistema de exportación con continuidad y constancia de los productos dominicanos hacia el mercado norteamericano sustentado en buena presencia, competitividad de precios y calidad. “La NSA está en la mejor disposición de distribuir los productos agrícolas y no agrícolas dominicanos”, expresó el mercadólogo José Geraldo, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Supermercados de los Estados Unidos.

Aunque el auge de los productos dominicanos ha aumentado en presencia y variedad en el mercado en un 20%, aun continua experimentando lastres en el aspecto “continuidad y constancia” debido a la deficiencia de los procesos fitosanitarios, pues el país solo cuenta con una máquina de fitosanitación en la región norte, propiedad del productor Antonio Taveras, autorizada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) a diferencia de Haiti que cuenta con 4 maquinas autorizadas de inmersión en agua caliente.

El aguacate cáscara verde y el coco seco son los productos criollos estrella, pues los mismos mantienen una mayor presencia en el mercado durante todo el año.

A diferencia de la batata y otros rubros dominicanos que brillan por su ausencia porque su presencia esta condicionada a temporadas específicas, cabe destacar que el mayor rango de exportación de productos criollos se registra en los meses de invierno.

Otros productos de menor presencia son el guineo, el plátano, yuca, ajíes, mango y ñame, debido a problemas de producción, costo transportación, fletes y regulación de los precios, generando de esta manera una escasa exportación.

La NSA es la institución que representa los intereses de los propietarios de supermercados independientes en los Estados Unidos compuesta por más de 400 supermercados.

De acuerdo a un estudio de mercado realizado en el 2017 por la Dirección de Comercio Exterior y Administración de Tratados Comerciales (DICOEX) en conjunto con el Ministerio de Industria y Comercio de la República Dominicana (MIC) determinó que el mango banilejo, el queso de hoja, oregano, yuca y lechoza no son exportados a Estados Unidos en volúmenes de demandas debido a que requiere un tratamiento hidrotérmico (fitosanitación) para destrucción de esporas y hongos severos.

Por otro lado, las ventas de los productos dominicanos desde mayo del 2017 hasta Febrero 2018, se han incrementado de un 20 a 25%, cifra porcentual que se traduce a unos RD$13,660,000 millones por año, siendo los condados de Manhattan, el Bronx y Brooklyn donde existe la mayor demanda de los productos criollos debido a la alta población dominicana que reside en ellos.

De otras nacionalidades también consumen lo dominicano, como es el caso de la señora Ana Fierro, de origen boricua y residente en el Bronx, a la hora de realizar sus compras no tiene miramiento en marcas o país de producción, pero cuando va a comprar un buen aguacate se asegura que sea dominicano por entender que tiene mejor sabor y textura.

Los productos dominicanos más vendidos durante todo el año son los vegetales, verduras, casabe, vainilla, chocolate Embajador, coco seco, aguacate, leche Rica, malanga, jengibre, dulce de leche y coco, cilantro, azúcar, mapuey, naranjas, calabaza Japonesa, pimentos morrones, papaya maradol y tomates. Este último solo puede importarse entre los meses de diciembre y marzo debido a que la producción local de Estados Unidos baja de acuerdo al estudio de Mercado del DICOEX.

En cuanto a productos enlatados y lácteos, los más demandados son de Baldom, sazón líquido, sazón en polvo, Sosua, ajo Constanza, Induveca, longaniza, ajo Constanza, siendo estos últimos fabricados y distribuidos en Estados Unidos por la compañía Cibao Meat Products .

“Para mí no hay nada mejor que los productos hechos en mi país, por eso me aseguro a la hora de hacer mis compras en llevar a casa la mayor cantidad de ellos porque siento un pedacito de mí tierra a mi hogar”, así manifestó la dominicana Gabriela Santos, residente en el bronx.

Mientras que en el ámbito del mercado de bebidas y licores son más demandados por los consumidores: el mabí de bohuco, la cerveza Presidente, la Malta India, el ron Barcelo y el Brugal. Estas son sustancias controladas que están condicionadas al factor costumbre y tradicción de los dominicanos.

Las Principales empresas distribuidoras de productos criollos son: Cibao Meat Products, New York Product, EP product, la FE, R&T Products, A&J Products Corp., y Procachis.

Por Liany Ferreras/ Neoyorkinos Media Group

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *