La Fiscalía de Sao Paulo acusa por corrupción a Haddad, el vicepresidente de Lula

BRASILIA. La fiscalía de Sao Paulo acusó a Fernando Haddad, compañero de fórmula y probable sustituto del encarcelado expresidente Lula en las elecciones presidenciales de octubre, por supuesta corrupción durante su gestión como alcalde de la capital homónima de ese estado brasileño.

Según la denuncia, Haddad habría recibido en 2012 “2,6 millones de reales [USD 1,2 millones al cambio promedio de ese año] en sobornos de la empresa UTC Engenharia S.A. para pagar deuda contraída durante la campaña electoral” que lo llevó a la alcaldía, a cambio de favorecer a la empresa en sus vínculos con la administración pública, detalla la fiscalía en su denuncia, presentada el lunes por la noche y divulgada este martes.

Haddad, que ya había sido acusado la semana pasada en el mismo caso de improbidad administrativa y enriquecimiento ilícito, niega los cargos y asegura que la denuncia se basa solamente en las declaraciones de un ejecutivo de la empresa, “que cuenta sus historias de acuerdo con sus intereses”.

“Sorprende que en período electoral, una narrativa del empresario Ricardo Pessoa, de UTC, sin ninguna prueba, fundamente tres acciones propuestas por el Ministerio Público de Sao Paulo contra el exalcalde y candidato a vicepresidente de la República”, afirmó la asesoría de Haddad en un comunicado.

La justicia electoral invalidó el viernes la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y emplazó al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) a nombrarle un sustituto, que con toda probabilidad será Haddad, el 11 de septiembre a más tardar.

Lula, de 72 años, es favorito en las encuestas, pese a estar cumpliendo desde abril en Curitiba (sur) una pena de más de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) también prohibió que las propagandas televisivas del PT presenten al exmandatario como aspirante al Palacio de Planalto, aunque sí puede aparecer apoyando a otros candidatos.

Algunas de las publicidades televisivas lanzadas por el PT fueron objeto de controversias y un juez del TSE ordenó suspender tres de ellas por considerar que “confunde a los electores sobre la permanencia de la candidatura de Lula en la contienda, vedada expresamente por el TSE”.

Las propagandas “serán sustituidas, pero estamos defendiendo que cumplimos a rajatabla las determinaciones del TSE cuando negaron la inscripción” de la candidatura de Lula, dijo a la AFP el abogado Eugenio Aragao, integrante de la defensa del líder de la izquierda

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *