Joven de NJ víctima de arrollamiento en Times Square sigue grave

Tres de los heridos durante el arrollamiento en Times Square el pasado jueves siguen en estado grave, incluyendo a la joven de Nueva Jersey Jessica Williams, de 19 años, quien no puede respirar por su cuenta y sigue conectada a una máquina.

El múltiple arrollamiento protagonizado por Richard Rojas dejó a una joven fallecida y una veintena de heridos.

La familia de la estudiante de secundaria de Nueva Jersey dio a conocer una conmovedora fotografía de la chica en GoFundMe donde se la ve conectada a una serie de aparatos que le proporcionan soporte vital.

Según detalló su prima Nicole Guild en el mismo sitio de internet, Williams debió ser sometida a una cirugía para remover su bazo, mientras que una de sus piernas también requerirá operación.

Williams debió ser sometida a una operación para remover su bazo.

“Tiene una fractura abierta de la pelvis que tendrá que ser abordada más tarde”, escribió Guild. “Está bastante sedada para que pueda estar más cómoda”.

Williams asiste a la escuela Dunellen High School y tras el atropello quedó con una pierna y la pelvis fracturada, cortes en su cara, y múltiples heridas internas. La joven estaba disfrutando de un día libre con algunos compañeros de clases en Times Square cuando fue impactada por Rojas.

“Ella es fuerte, ella es una luchadora y saldrá de esto”, aseguró su prima. “Su camino a la recuperación será largo y costoso”. Por eso, su familia está llevando a cabo una campaña de recolección de fondos a través de GoFundMe donde ya ha reunido más de $19,500.

Una compañera de clases de Williams también fue víctima del atropello. Se trata de Destiny Lightfoot de 18 años quien se encuentra en condición estable.

Arrestos anteriores de Rojas 

Antes de protagonizar el arrollamiento en Times Square, Rojas se había visto involucrado en otros accidentes de tránsito por conducir en estado de ebriedad. En 2015 la jueza Melissa Crane, de la Corte Criminal de Manhattan, declinó obligarlo a usar un dispositivo para impedir que encendiera su automóvil, volviera a conducir y con ello poner en peligro la vida de otras personas.

En septiembre de ese año, el acusado se declaró culpable por conducir en estado de ebriedad después de haber sido arrestado previamente por la misma razón. Al ver sus antecedentes, la jueza ordenó quitarle la licencia de conducir por seis meses e inscribirse en un programa de rehabilitación para quienes cometen este tipo de delitos.

Si bien en un comienzo, Crane había decidido obligar a Rojas a usar el dispositivo, la jueza cambió su decisión al ver que el acusado mostraba resultados favorables en una evaluación para conductores que manejan estado de ebriedad.

Finalmente, Crane sólo le impuso una fianza de $500 y la remoción de su licencia por seis meses. También tuvo que asistir a un programa de rehabilitación. Al ser consultada por el Daily News, la jueza no quiso referirse al caso. “Respecto a la prensa inmensamente. Es la columna vertebral de nuestra sociedad libre”, dijo. “Pero desafortunadamente no puedo hacer comentarios“.

Después de gatillar la tragedia en Times Square, Rojas aseguró a la Policía que había consumido marihuana, y análisis posteriores sugirieron que la droga pudo estar mezclada con PCP.

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *