Involucran funcionario en comisión de US$3 millones en compra de edificio

SANTO DOMINGO.- Un alto funcionario de Industria y Comercio sería el centro de un escándalo que involucra el cobro de una comisión de 3 millones de dólares (unos RD$150,000,000.00) en la adquisición del edificio que aloja la sede de la institución en la avenida 27 de Febrero, de la capital.

El exministro de Obras Públicas, Freddy Pérez, uno de los adquirientes del inmueble que había sido hipotecado, informó a su socio Carlos Gómez que el negocio no produjo ganancias porque tuvo que darle tres millones de dólares a un funcionario de Industria y Comercio para llevar a cabo la operación.

Gómez a través de su abogado Julio Santamaría se querelló contra Pérez en la Fiscalía del Distrito Nacional a quien acusa de asociación del malhechores y abuso de confianza.


Mientras que esta mañana el vocero de Industria y Comercio, periodista Manuel Jiménez, informó que esa institución no tiene nada que ver con la disputa que mantienen varios empresarios en torno a la venta del edificio porque la operación se hizo directamente con el Banco de Reservas.

Gómez explicó a través de Santamaría, que fue socio del exministro de Obras Públicas, Pérez, en la construcción del edificio, pero que tras la venta no recibió su parte de los beneficios, porque alegadamente hubo que destinar 3 millones de dólares para el funcionario cuyo nombre no fue revelado.

Así lo hace contar en un documento enviado a la Fiscalía del Distrito Nacional, donde pide darle curso a un querella que interpuso Gómez en contra del ingeniero Pérez.

El emplazamiento a la fiscal Rosalba Ramos es porque alegadamente el fiscal adjunto Franklin Céspedes, apoderado del caso, se ha negado a avanzar en la pesquisa.

“Reclamamos a la Fiscal que dé curso al expediente depositado hace varios meses ya que el fiscal apoderado del caso se ha negado a avanzar en la diligencia”, acotó el jurista Santamaría.

El empresario Gómez alega que sus socios en el desarrollo del inmueble se apropiaron de lo que correspondía valiéndose de maniobras que constituyen delitos penales.

El abogado Santamaría denunció que hasta ahora la Fiscalía se ha rehusado levantar el velo corporativo que permita rastrear el destino de más de 670 millones de pesos que los socios de Gómez distrajeron y luego alegaron que la operación no dejó ganancias.

Manifestó que ese alegato no tiene asidero, ya que los socios de Carlos Gómez recibieron un cheque de administración del Banco de Reservas por 671 millones de pesos luego de la entidad descontar el financiamiento del edificio.

Explicó que ese dinero Freddy Pérez y sus socios Publio Silfa y Ramón Andújar emitieron varios cheques por decenas de millones de pesos a nombre de familiares, mientras que el señor Gómez no recibió su parte del negocio.

Explicó que mediante el levantamiento del velo corporativo, la Fiscalía del Distrito Nacional podrá seguir el rastro de ese dinero y de otros valores parte de la sociedad, ya que el edificio fue vendido a Industria y Comercio, a través del Banco de Reservas, por 33 millones de dólares.

Resaltó que se convirtió en socio de Freddy Pérez en proporción 50/50, sociedad que luego avanzó a la construcció n del edificio, como lo demuestra la documentación depositada en la querella con constitución en actor civil. Indicó que Gómez aportó más de un millón de dólares para salvar el inmueble que estaba afectado por una hipoteca con otra entidad bancaria.

La compra

El periodista Manuel Jiménez informó que la operación de hizo de institución a institución y no fue necesario que mediara ninguna persona para dicha compra. Añadió que por tanto esa institución no tiene nada que ver con la litis.

@elnacional

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *