El vicepresidente electo Mike Pence tomará las riendas de la transición en la Casa Blanca

El saliente gobernador de Indiana releva en esa responsabilidad a Chris Christie, quien en los últimos meses había sido el principal representante del magnate neoyorquino en las reuniones para preparar el traspaso de poder en caso de victoria de los republicanos

El vicepresidente electo, el republicano Mike Pence, se encargará de la transición de la Administración de Donald Trump a la Casa Blanca y se dedicará a diseñar el gabinete del nuevo presidente.

Pese a que Trump dijo en su discurso de victoria la madrugada del miércoles que quiere dar señales de unidad, los primeros nombres que suenan para tomar puestos de importancia en el gabinete son personas que han defendido al presidente electo a ultranza durante la campaña y no tienen perfiles moderados.

Trump escogió al director de su equipo de transición y otros funcionarios este viernes, en su anuncio más importante desde que ganó las elecciones el martes.

Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, será subdirector del equipo. Estará acompañado por el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, el neurocirujano retirado Ben Carson, el teniente general Michael Flynn, el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani y el senador por Alabama Jeff Sessions.

En un comunicado del equipo de Trump, se informó que más de una docena de otras personas también asesorarán al presidente electo en temas de transición. Entre ellos están algunos de los hijos de Trump, el presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, y el ex ejecutivo de Breitbart News Steve Bannon.

“La misión de nuestro equipo es clara: congregar a un grupo de los líderes más cualificados y exitosos que puedan implementar nuestra agenda en Washington. Juntos comenzaremos nuestra tarea urgente de reconstruir el país. Específicamente empleos, seguridad y oportunidades”, indicó Trump en un comunicado.

Chris Christie habría sido relevado de la dirección del equipo de transición tras el escándalo durante la campaña electoral, ya que fue el foco de las críticas en un juicio sobre el cierre de un puente que une Nueva Jersey con Nueva York en 2013 por rencillas políticas, pese a no sentarse en el banquillo de los acusados.

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *