¿Cómo identificar noticias falsas? Guía básica para determinar su veracidad antes de mandarlas a tus grupos de WhatsApp

SANTO DOMINGO. Con el surgimiento de las redes sociales se han duplicado la propagación de noticias falsas o de fuentes dudosas. Noticias que a su vez son divulgados por “inocentes” que las toman como veraces. Pero cómo podemos identificar una fake news.

La BBC ha elaborado una guía básica que le ayudará a distinguir este tipo de informaciones.

Es un poco trabajoso comprobar la veracidad de un texto que te enviaron, pero vale la pena seguir algunos pasos en tu día a día para no convertirte, casi sin darte cuenta, en un vector de noticias falsas.

Una guía gráfica creada por la BBC

Image

Para conocer más del tema…

¿Qué son las “fake news” y por qué te deberían interesar?

Las noticias falsas son noticias fabricadas y comprobadamente falsas, normalmente hechas para perjudicar a otras personas y muchas veces con intereses políticos o lucrativos.

Siempre existirán, dice Sam Wineburg, profesor de historia en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, pero “en el pasado, eran reproducidas en periódicos o en papeles que circulaban de mano en mano”.

¿Qué cambió? “Hoy día, una noticia falsa se puede viralizar en un instante. Las redes sociales permiten un alcance enorme. Además, hay más productores de información”.

El fenómeno empezó a analizarse más de cerca con la propagación de noticias falsas durante las elecciones estadounidenses de 2016, cuando Donald Trump fue elegido para la presidencia del país. También fue entonces cuando el término “fake news” (noticias falsas) comenzó a ser usado.

Hay investigaciones que dicen que las noticias falsas que circularon en las redes sociales durante ese momento pudieron influenciar el resultado.

Por qué darte noticias falsas es buen negocio

El propio uso del término “fake news” es polémico porque Trump usó esa expresión para atacar a algunos medios estadounidenses. “Se politizó, ya no ayuda”, dice Peter Adams, vicepresidente del área de educación en News Literacy, una institución que promueve la alfabetización mediática.

Por eso hay especialistas -como Adam- que prefieren hablar de “desinformación” o de “noticias falsas”.

¿Y por qué debe importar? “Porque la verdad es precisamente la base de la democracia. La calidad de la información está directamente ligada a ella”, responde Wineburg.

Pero, ¿mucha gente cae en la trampa?

Sí. Un estudio publicado en marzo por investigadores del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), mostró que las noticias falsas se distribuyen más rápidamente y tienen más alcance que las veraces.

Según el informe, las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidad de ser retuiteadas (el estudio se centró en Twitter) que las verídicas.

Hay varias teorías que explican por qué: la hipótesis de los investigadores del MIT es que nos gusta compartir noticias que muestren cómo nos sentimos.

Las noticias falsas causan más sorpresa y rechazo, mientras que las verídicas causan más ansiedad y tristeza. Cuando más sorprende algo, mayor es la voluntad de compartirla, observaron los analistas.

“Si algo te hace estar muy enojado o feliz, para un poco y piensa antes de compartir la noticia. Es como decir: ‘Si algo es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea’”, dice Melissa Zimdars, profesora de medios en el Merrimack College, EE.UU., e investigadora sobre desinformación.

Pero cualquier persona puede caer en ello. Y la edad no importa.

“Los jóvenes pueden ser nativos digitales y aún así caer en la trampa. La gente confunde las capacidades para usar la tecnología con la sofisticación necesaria para entenderla”, dice Wineburg

Y hace un paralelismo: es como hablar bien una lengua pero no comprender su gramática.

C

Related Post

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *